Categorías
Ads
Estadounidenses retenidos como rehenes en un barco fluvial de Perú por activistas ambientales indígenas liberados

Al menos 10 estadounidenses retenidos como rehenes con un grupo de más de 240 turistas en un barco fluvial en Perú han sido liberados, según informes del viernes. 

Unas 248 personas, incluidos niños, mujeres embarazadas y ancianos, fueron retenidas por activistas de un grupo indígena que protestaba por  los recientes derrames de petróleo  que han contaminado sus tierras. 

El Departamento de Estado no proporcionó información específica sobre la situación de los rehenes, pero un vocero dijo que la embajada de Estados Unidos en Lima estaba “en comunicación con el gobierno peruano y las autoridades policiales pertinentes”.

“Estamos al tanto de los informes de que todos los pasajeros han sido rescatados. No tenemos más comentarios en este momento”, agregaron. 

No está claro cuánto tiempo estuvieron detenidos los turistas o cuáles fueron las condiciones, pero, según un informe de ABC News, los rehenes fueron liberados el viernes.

Además de los estadounidenses, se informó que a bordo viajaban 228 ciudadanos peruanos y ciudadanos británicos, suizos, españoles y franceses. 

Un funcionario del grupo le dijo a la publicación que no tenían intención de dañar a los rehenes. 

Según los informes, los activistas indígenas tenían la intención de llamar la atención de las autoridades gubernamentales de Lima para llamar la atención sobre un oleoducto con fugas que ha causado problemas a la comunidad y sus tierras durante décadas. 

Una fuga el 5 de septiembre del Oleoducto Norperuano de casi 500 millas de largo supuestamente afectó a cinco comunidades en el territorio de Nación Chapra y una segunda fuga, el 16 de septiembre, afectó específicamente a la comunidad de Cuninico.

Según Earth Rights International, una organización sin fines de lucro, los derrames de petróleo han contaminado directamente ríos y arroyos de los que dependen las comunidades indígenas para beber y pescar. 

Según los informes, los rendimientos de los cultivos también se han visto afectados por la contaminación de toxinas en el suelo. 

El grupo informó que entre 1996 y 2006, el oleoducto propiedad y operado por el gobierno peruano vio al menos 37 derrames de petróleo.

Las comunidades indígenas han pedido al gobierno que arregle el oleoducto para evitar una mayor devastación de la tierra y el bienestar de la comunidad. 

Fuente: Con Agencias

Choice your Language
Comments
All comments.
Comments