Categorías
Ads
Ciudad de México enfrenta Crisis de Agua: ¿Se avecina el “Día Cero”?

Por Smartencyclopedia y Agencias

Ciudad de México, una metrópolis en expansión con cerca de 22 millones de habitantes y una de las ciudades más grandes del mundo, se enfrenta a una grave crisis de agua. Una serie de problemas, incluidos la geografía, el desarrollo urbano caótico y la infraestructura defectuosa, se ven agravados por los impactos del cambio climático, colocando a la ciudad al borde de una situación crítica.

Estrés Hídrico y Cambio Climático

Años de lluvias anormalmente bajas, periodos secos más prolongados y altas temperaturas han acentuado la presión sobre un sistema de agua que ya lucha por satisfacer la creciente demanda. Las autoridades se han visto obligadas a implementar restricciones significativas en el suministro de agua desde los embalses.

“Varios vecindarios han sufrido por la falta de agua durante semanas, y aún faltan cuatro meses para que comiencen las lluvias”, advierte Christian Domínguez Sarmiento, científico atmosférico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A pesar de la aparente gravedad de la situación, algunos políticos minimizan la crisis. Sin embargo, expertos sostienen que la ciudad podría estar encaminándose hacia el temido “Día Cero” en cuestión de meses, donde las llaves de agua se secarían para gran parte de la ciudad.

Problemas Estructurales y Pérdida de Agua

Ciudad de México se extiende sobre una cuenca de alto altitud, construida sobre suelo rico en arcilla, propenso a hundimientos y vulnerable a los terremotos. Cerca del 60% del agua de la ciudad proviene de su acuífero subterráneo, que se ha sobreexplotado a un ritmo alarmante, provocando un hundimiento de aproximadamente 20 pulgadas por año.

La red de distribución también enfrenta problemas significativos, con hasta un 40% de pérdida de agua debido a fugas en el proceso de bombeo desde fuentes externas. El sistema Cutzamala, que suministra alrededor del 25% del agua utilizada por el Valle de México, se encuentra en una capacidad históricamente baja, afectado por una severa sequía.

Cambio Climático: Sequías Más Prolongadas y Olas de Calor

El cambio climático, con sus patrones de sequías más prolongadas y olas de calor más intensas, ha exacerbado la situación. Las altas temperaturas han llevado a una mayor evaporación del agua en el sistema Cutzamala. Además, la falta de inversión en soluciones a largo plazo ha dejado al sistema vulnerable a eventos climáticos extremos.

La situación se agrava por la rápida expansión de la ciudad y la creciente demanda de agua. Como resultado, algunos expertos temen que el “Día Cero” podría llegar antes del inicio de la temporada de lluvias si no se implementan cambios significativos en la gestión del agua.

“Día Cero”: Desafíos y Tensiones

Aunque las autoridades buscan calmar los temores del “Día Cero”, muchos expertos advierten que la ciudad está al borde de una crisis en espiral. La falta de lluvias significativas podría llevar a un escenario donde el sistema Cutzamala no pueda proporcionar agua a gran parte de los residentes.

A pesar de las soluciones propuestas, como un mejor tratamiento de aguas residuales, sistemas de recolección de agua de lluvia y reparación de fugas, algunos residentes ya enfrentan escasez. Las tensiones aumentan a medida que la desigualdad en el acceso al agua se vuelve más evidente, afectando especialmente a aquellos en vecindarios más pobres.

Expertos advierten que, aunque el “Día Cero” no signifique un colapso total del sistema, podría representar un desafío significativo para la mayoría de la población. A medida que la ciudad busca soluciones a largo plazo, la incertidumbre persiste y los residentes temen lo que podría deparar el futuro.

¿Preparada la Ciudad?

A pesar de las advertencias durante casi una década, los cambios necesarios en la gestión del agua no se han implementado completamente. Los expertos instan a la ciudad a abordar de manera integral los desafíos estructurales y climáticos para evitar un escenario de “Día Cero”.

Mientras algunos residentes, como Amanda Martínez, están acostumbrados a lidiar con la escasez de agua, la creciente frecuencia y duración de los periodos sin agua generan preocupación sobre la preparación de la ciudad para enfrentar una crisis inminente.

“Creo que nadie está preparado”, comenta Martínez, subrayando la urgencia de tomar medidas efectivas para garantizar un suministro sostenible de agua para todos los habitantes de Ciudad de México.

Choice your Language
Comments
All comments.
Comments